CHOQUE FEMOROACETABULAR: TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL PINZAMIENTO DE CADERA

 

El choque femoroacetabular, también conocido como pinzamiento femoroacetabular o impingement de cadera, es una patología que puede afectar al adulto joven y que consiste en el pinzamiento o choque de la cabeza del fémur con el acetábulo, pudiendo llegar a afectar al labrum y al cartílago articular.

Bienvenido a la primera Web dedicada exclusivamente al síndrome o atrapamiento femoroacetabular. Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre esta patología de cadera que afecta al 15% de la población.

 

 

PINZAMIENTO FEMOROACETABULAR

¿QUÉ ES EL CHOQUE FEMOROACETABULAR?

El choque o pinzamiento femoroacetabular es una patología de origen desconocido que provoca un dolor en la cadera que los pacientes describen como quemazón, y  en la que la articulación de la cadera se ve afectada por un sobre crecimiento en la zona proximal del fémur (giba o choque femoroacetabular tipo CAM),  en el acetábulo (tipo PINCER IMPINGEMENT)  o en ambos (MIXTO).

En el síndrome femoroacetabular, asistimos a una relación anormal entre las estructuras de la cadera (acetábulo y la cabeza del fémur), de manera que se produce un roce entre las partes, y por lo tanto una degeneración precoz del labrum y del cartílago articular.

El acetábulo supone la parte cóncava en donde se articula la cabeza femoral, y al producirse el atrapamiento femoroacetabular, el paciente describe un dolor interno, muy intenso, incapacitante en muchos casos, y que describen abrasivo.

Se suele presentar espontáneamente, durante la realización de ejercicio, al finalizar este, o al producirse situaciones de flexión o rotación de la cadera en actividades cotidianas como al salir del coche, o al levantarse tras un largo periodo de sedestación.

Esta patología se ha descubierto hace relativamente poco, pero se sospecha que puede ser la principal causa de las artrosis idiopáticas, que afectan a pacientes adultos por debajo de los 50 años que suelen realizar actividades deportivas, y que puede acabar en prótesis debido a que a largo plazo aumenta las posibilidades de la artrosis precoz de cadera.

%

El atrapamiento femoroacetabular afecta a un 15% de la población.

Articulación de la cadera y síndrome del pinzamiento femoroacetabular

SI PADECES UN PINZAMIENTO FEMOROACETABULAR, ¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE A LARGO PLAZO?

Si no se trata esta patología, bien con el tratamiento conservador o con cirugía, se producirá un desgaste en la articulación que con el tiempo puede derivar en una artrosis precoz.

El choque femoroacetabular puede producir dolor de cadera  y una paulatina pérdida de  movilidad si no es tratado. Aunque no quiere decir que si lo padeces vayas a sufrir de artrosis, sí es verdad que aumentará el riesgo de padecer esta afección.

 

 

CAUSAS DEL SÍNDROME DE CHOQUE FEMOROACETABULAR

Aunque el origen del pinzamiento de cadera se desconoce (no sabemos con certeza las causas por las que se produce el crecimiento imperfecto de las partes afectadas), lo que sí sabemos es que la causa del rozamiento o impingement en la cadera es una malformación o sobre crecimiento de una o de las dos partes que conforman dicha articulación (tipo CAM, PINCER O MIXTO).

Tipos de pinzamiento femoroacetabular

Choque femoroacetabular tipo pincer cam y mixto

Se asocia a displasias de cadera, y generalmente el choque tipo CAM se da con mayor frecuencia en adultos jóvenes con perfiles de actividad deportiva, siendo predominante en varones, y provocando una lesión progresiva del labrum y de la zona de unión condro labral.

 

En el tipo PINCER, la protrusión del acetábulo hace que choque o roce con la cabeza del fémur, pudiéndose dar a la vez la lesión del labrum y una lesión por contragolpe, sobre todo ante flexiones de cadera o rotaciones, y detectándose más frecuentemente en mujeres de mediana edad y de constitución atlética.

¿Estás valorando si operarte o no? En esta sección te explicamos todos los pros y los contras, así como las mejores técnicas que se realizan hoy en día para que la cirugía sea aun menos invasiva, y vuelvas a hacer una vida normal y con actividad deportiva.

SÍNTOMAS

Los síntomas del choque femoroacetabular son múltiples, y a menudo no se presentan todos a la vez en el paciente.

El paciente no recuerda haberse dado ningún golpe en la zona. Describe molestias en la ingle, y en ocasiones en la zona del trocánter mayor al realizar ejercicios con impacto o con flexión de la cadera como la carrera o incluso al andar. En ocasiones aparecen sin aparente causa desencadenante, aunque frecuentemente vienen asociados a alguna actividad física o esfuerzo.

En algunos casos se ha reportado pérdida paulatina de movilidad en el juego de las estructuras de la cadera, con o sin dolor.

Aquí  desarrollamos todos los síntomas que se presentan en esta patología.

 

DIAGNOSTICO

El diagnóstico del choque femoroacetabular es uno de los principales problemas de esta afección, ya que hay muchos especialistas de traumatología que todavía no están familiarizados con esta patología, y desgraciadamente los diagnósticos erróneos son frecuentes.

radiografía y resonancias magnéticas del síndrome femoroacetabular

Multitud de especialistas confunden el pinzamiento femoroacetabular con otras patologías como la osteopatía de pubis, tendinitis, pubalgias, afecciones del psoas, ciatalgias, síndrome del piriforme, etc. habiéndose documentado casos de pacientes que han tardado más de dos años en estar correctamente diagnosticados.

Esto supone para el paciente una enorme frustración al someterse a terapias para curar su dolencia que son completamente ineficaces, además de costosas y en ciertos casos dolorosas.

Para el correcto diagnóstico, es primordial una correcta entrevista personal, además de las correspondientes pruebas de diagnóstico por imagen (radiografía  y artro resonancia magnética).

  • Entrevista personal: Aunque no se le da demasiada importancia a esta fase, se trata de una de las más importantes ya que el pinzamiento de cadera tiene una forma muy concreta de ser descrita por los pacientes. Si todos los profesionales conocieran estas descripciones, se tardaría mucho menos en el diagnóstico, y se rebajaría el tiempo en el que se está produciendo desgaste de las estructuras articulares. Forma característica de señalar un síndrome femoroacetabular por un pacienteEl paciente describe un dolor punzante, que quema, en el interior de la cadera y/o por la zona inguinal. Se señala la zona de una forma muy característica (ver foto)
  • Radiografías: nos revelan las posibles deformaciones en los huesos.
  • Artro resonancia magnética (Atro RMN): Nos indican el alcance de las lesiones, y es la prueba donde mejor se evalúa el estado del labrum y del cartílago adyacente.

Consulta aquí toda la información sobre un diagnóstico efectivo.

 

TIPOS DE ATRAPAMIENTO FEMOROACETABULAR

Existen 3 tipos de femoroacetabular impingement:

 

Choque femoroacetabular tipo PINCER (pincer effect):

El efecto del pinzamiento se produce al encontrarse un sobre crecimiento o sobre cobertura del reborde acetabular, de manera que impacta con la cabeza o el cuello del fémur produciéndose un desgaste del cartílago.

  • Produce lesiones de tipo condral en la articulación
  • El labrum del acetábulo puede romperse
  • El choque o pinzamiento se da sobretodo en movimientos de flexión o rotación interna
  • Predomina en mujeres que realizan actividad deportiva de mediana edad (40 años)

 

Choque femoroacetabular tipo CAM (cam effect):

En este tipo se observa una “giba” o sobre crecimiento, de origen desconocido, entre el cuello y la cabeza del fémur, que propicia que al realizar los movimientos de flexión y rotación la articulación de la cadera se desgaste, pudiéndose producir lesión del labrum.

  • Se produce sobre todo en hombres con edades cercanas a los 30 años y actividad física continuada.
  • El pinzamiento femoroacetabular tipo CAM se asocia a una abrasión por rozamiento del labrum desde la parte posterior a la anterior

Radiografías de los tipos de choque femoroacetabular

 

Choque femoroacetabular tipo MIXTO (Combined impingement):

Tanto el tipo pincer como el cam están presentes. Se trata del tipo más común ya que en mayor o menor medida, suelen estar presentes los dos, a pesar de la predominancia de uno.

choque femoroacetabular tipo cam, pincer y mixto

Aquí  describimos todos los detalles de los tipos de choque femoroacetabular.

TRATAMIENTO DEL IMPINGEMENT DE CADERA O SÍNDROME FEMOROACETABULAR

En más del 90% de los casos el tratamiento es quirúrgico. Aunque hay gran controversia en función del especialista de traumatología que consultemos, la experiencia nos ha enseñado que los tratamientos conservadores acaban siendo ineficaces.

Esto se debe a que consiguen mitigar el dolor de cadera e incluso modificar la musculatura adyacente para reducir el impingement femoroacetabular, pero solo en casos de cese de actividad deportiva.

En cuanto se requiere un movimiento más brusco, o una flexión o rotación más acentuada, volvemos a dañar las estructuras articulares porque el problema que presenta el paciente sigue ahí (giba o sobre crecimiento del cuello del fémur en el tipo CAM, o sobre recubrimiento del acetábulo en el tipo PINCER).

%

El 94% de los choques femoroacetabulares se acaban curando con cirugía.

Puesto que la mayoría de las lesiones se dan en pacientes deportistas, y el tratamiento conservador no permite la práctica del deporte continuada en el tiempo, se opta en la mayoría de los casos por la intervención quirúrgica.

Además, con esto se reduce es desgaste de la articulación, y la aparición prematura de artrosis, retrasando la posible prótesis de cadera.

 

TIPOS DE TRATAMIENTOS DEL CHOQUE FEMOROACETABULAR

 

CONSERVADOR:

En este tratamiento se busca aliviar el dolor de la zona a través de anti inflamatorios y ejercicios de fisioterapia que permitan corregir ciertos movimientos de flexión y rotación que pueden ser perjudiciales.

También se puede recurrir al uso de infiltraciones en la articulación para mitigar el dolor de cadera. Esto puede lograr un efecto a corto o largo plazo, pero siempre estará acotado en el tiempo; es decir, el dolor volverá cuando se pase el efecto porque las causas de la lesión seguirán presentes.

 

QUIRÚRGICO:

En función del grado de la lesión y del deterioro encontrado en la articulación del paciente, se optará por la artroscopia de cadera, osteoplastia femoroacetabular, osteomías correctoras, o artroplastia o prótises de cadera.

La mayoría de los cuadros se solucionan con una artroscopia, mínimamente invasiva y que está encaminada a eliminar las protuberancias óseas que está provocando el rozamiento o síndrome femoroacetabular, y a reparar las estructuras dañadas (cartílago articular y labrum).

Fotografias tomadas durante una artroscopia de cadera para curar pinzamiento femoroacetabular

El objetivo de la cirugía en el pinzamiento femoroacetabular es devolver la funcionalidad del miembro afectado mejorando la calidad de vida del paciente, de manera que tras la rehabilitación pueda recuperar la actividad deportiva con normalidad.

Además buscamos el retraso del desgaste articular, la aparición de la artrosis, y la implantación de una prótesis.

Para la recuperación de la operación se deberán realizar unos ejercicios de rehabilitación del choque femoroacetabular encaminados a recuperar la movilidad y la tonicidad de las zonas afectas.

Aquí te explicamos los tratamientos de una manera exhaustiva y detallada.

RESULTADOS DE UNA OPERACIÓN DE PINZAMIENTO DE CADERA A LARGO PLAZO

La cirugía permite reducir de manera muy eficiente los síntomas del pinzamiento, y prevenir el futuro desgaste en la región articular.

Dependiendo del grado de la lesión, es posible que no se pueda corregir todo el daño que han sufrido los  pacientes a los que se les ha detectado muy tarde, por lo que un buen diagnóstico precoz es fundamental.

Aun así, se ha demostrado que la cirugía es la mejor manera de tratar hoy en día el choque femoroacetabular, y la opción que consigue reducir el desgaste y permitir la reinserción en la actividad deportiva.

¿Cuál es el tiempo de recuperación de un pinzamiento femoroacetabular?

Aunque depende de la situación personal de cada paciente, podemos afirmar que en la mayoría de los casos en los que se ha realizado cirugía, el tiempo de recuperación oscila entre 4 y 6 meses para volver a hacer vida completamente normal y realizar la práctica deportiva habitual.

Debemos tener en cuenta que la artroscopia de cadera es una intervención mínimamente invasiva en la que únicamente se realizan 2 o 3 pequeñas incisiones de menos de 1 cm de longitud (a través de un orificio introducimos la lente, y por los otros el instrumental para llevar a cabo la reparación de estructuras dañadas).

Durante la primera semana tras la operación, el paciente hará un reposo (aunque podrá caminar con ayuda de muletas), y tras este periodo se comenzará con la fisioterapia de rehabilitación. El objetivo las primeras dos semanas es movilizar la articulación a la vez que remite la inflamación, evitando además la atrofia muscular.

A partir de ahí se irá aumentando la carga y la recuperación de la amplitud de movimientos, tonificando los músculos progresivamente hasta las 8-12 semanas, periodo tras el cual la mayoría de los pacientes comienzan a hacer vida normal.

 

 

Valoración de los Usuarios
[Total: 28 Average: 4.6]

 

Si quieres profundizar aún más sobre este síndrome, te recomendamos este artículo  de WebMD y este otro de la US National Library of Medicine.

 

Bibliografía:

Acetabular retroversion is associated with osteoarthritis of the hip. (2003 edition) by NJ Giori, RT Trousdale.Acetabular retroversion is associated with osteoarthritis of the hip. (2003 edition) by NJ Giori, RT Trousdale.

Atrapamiento o choque femoroacetabular: concepto, diagnóstico y tratamiento del Dr. Ribas.

Femoroacetabular cam-type impingement: diagnostic sensitivity and specificity of radiographic views compared to radial MRI (2011) by Domayer, K Ziebarth and J Chan.

Pain, activities of daily living and sport function at different time points after hip arthroscopy in patients with femoroacetabular impingement: A systematic review with meta-analysis (Diario británicao de Mmedicina deportiva 2016) by Kierkegaard.

Prevalence of cam-type femoroacetabular impingement morphology in asymptomatic volunteers (2010) by K Hack, G Di Primio and K Rakhra.

Inflammation and Degeneration in Cartilage Samples from Patients with FemoroacetabularImpingement (Edición 2016) by Hashimoto S, Hayashi S, Kanzaki N.

Femoroacetabular impingement caused by a femoral osseous head-neck bump deformity: clinical, radiological, and experimental results(edición 2004) by M Jager, A Wild, and B Westhoff B.

Importance of Comprehensive Hip Strengthening (2012) by Miller and Rubley.

Anterior Femoroacetabular impingement. Part I. Techniques of Joint Preserving Surgery (edición 2014) by M Lavigne and J Parvizi.

Hip pain in young adults: femoroacetabular impingement (2007) by FM Jaberi and J Parvizi.

Atrapamiento o choque femoroacetabular: concepto, diagnóstico y tratamiento (2008) por Dr. Marín.

Femoroacetabular impingement. Semin Musculoskelet Radiol (2007) by L Pulido, and J Parvizi.

La información presentada en choquefemoroacetabular.es tiene puramente fines educativos, y no pretende en ningún caso evaluar, diagnosticar o tratar su caso concreto, o  sustituir las recomendaciones dadas por su traumatólogo, al que siempre  debe acudir para un correcto y personalizado tratamiento de su lesión.