Ejercicios

 

CHOQUE FEMOROACETABULAR EJERCICIOS

Vamos a dividir los ejercicios del choque femoroacetabular en dos, según el tipo de tratamiento que estés desarrollando para curar el dolor que sufres en la cadera:

  • Ejercicios para un tratamiento conservador, en el que no nos hemos sometido a operación, y cuyo objetivo es aumentar el equilibrio, la fuerza y la resistencia de los músculos de la cadera y los asociados, y trabajar la movilidad de la articulación.
  • Ejercicios de rehabilitación o de recuperación de una operación de choque femoroacetabular.

Recuerda que es muy importante que no experimentes dolor al realizar estos ejercicios. Si te duele, no sigas haciéndolos y consulta con tu traumatólogo inmediatamente.

 

EJERCICIOS  TRATAMIENTO CONSERVADOR CHOQUE FEMOROACETABULAR

Una vez realizada una correcta valoración de la patología, y teniendo claro a través de las pruebas de imagen el tipo de pinzamiento femoroacetabular que padecemos (tipo Cam, Pincer, o Mixto),  podemos ponernos una rutina diaria para realizar los siguientes ejercicios, y valorar a las pocas semanas el resultado que nos está dando.

Si a pesar de realizar un tratamiento conservador, te sigue doliendo la cadera, plantéate con tu traumatólogo la opción de operarte. El 94% de los casos de choque femoroacetabular acaban en operación.

 

Esto es así porque si bien el tratamiento conservador puede ayudarnos, no está solucionando el problema que ha generado que sintamos el dolor, que no es otro que el choque o roce abrasivo que se produce entre el fémur y el acetábulo debido a unos sobre crecimientos óseos que tienes.

 

Por esto es frecuente que la mayoría de los pacientes, sobre todo si quieren volver a realizar deporte y llevar una vida normal, acaben operándose para limar los sobre crecimientos y reparar las estructuras dañadas.

Este tipo de operaciones son muy poco invasivas, y ayudan a evitar el progresivo desgaste del labrum y el cartílago articular, que puede degenerar en una artrosis precoz.

Si necesitas operarte, es muy importante que lo hagas con un especialista de cadera que tenga amplia experiencia en operaciones de este tipo, para que tengas las mayores garantías de que la operación sea satisfactoria.

 

Si no conoces a ningún especialista de confianza, ponte en contacto con nosotros para que te aconsejemos en función de tu situación particular y lugar de residencia.

 

Veamos pues los ejercicios que te van a ayudar a tonificar la zona, mejorar el equilibrio muscular y facilitar el movimiento de la cadera:

  1. Levantamiento lateral de la pierna: Este ejercicio debemos hacerlo con las dos piernas, y cosiste en tumbarnos en una colchoneta de lado, con el cuerpo recto y el abdomen activado, y elevar la pierna hasta los 45 grados aproximadamente. Podemos realizarlo colocando pesas en los tobillos.
  2. Levantamientos laterales haciendo círculos: La posición inicial es la misma que el ejercicio anterior, pero esta vez elevamos la pierna formando círculos amplios en un sentido, y en el otro.
  3. Ejercicio de abductores: Sentados en una silla con una goma rodeando nuestras piernas, o en una máquina específica del gimnasio, se trata de abrir controladamente las piernas y volver a cerrarlas
  4. Aductores: Podemos realizar este ejercicio con una pelota o en máquina de gimnasio. Colocamos la pelota entre nuestras rodillas, sentados en la silla, y hacemos fuerza intentando juntar las rodillas durante 10 segundos. Descansamos y volvemos a realizar el ejercicio varias repeticiones.
  5. Sentadillas: Con la espalda recta y los brazos extendidos, hacemos sentadillas llegando como mucho a formar 90 grados con nuestra pierna y muslo (para no forzar la flexión).
  6. Ejercicio para estabilizar cadera: Nos colocamos en cuadripedia, y elevamos simultáneamente el brazo izquierdo y la pierna derecha, despacio, hasta que queden paralelos al suelo. Después, sin que se mueva la cadera, con un movimiento suave y controlado, cambiamos de brazo y pierna.
  7. Elevación de pelvis: Tumbados boca arriba, con los pies cerca del glúteo y con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, subimos despacio la cadera hasta que alineamos el cuerpo.

 

elevaciones laterales, aducción y abducción sentadillas, ejercicio estabilizador de cadera, y elevaciones de pelvis

 

EJERCICIOS  PARA RECUPERACIÓN TRAS OPERACIÓN DE CHOQUE FEMOROACETABULAR

Recomendamos comenzar con la fisioterapia lo antes posible tras la operación de cadera. Siguiendo siempre las indicaciones del cirujano y su equipo, lo que se recomienda en la mayoría de los casos es caminar con muletas con la pierna descargada.

Lo que buscamos con los siguientes ejercicios, es recuperar el rango de movimiento de la cadera, el tono muscular, reeducar la marcha, y controlar el dolor, la inflamación y la cicatriz.

Durante las primeras fases de la rehabilitación, debemos evitar los ejercicios de tipo sentadillas, y los que conlleven una flexión activa de la cadera, o una híper extensión de la misma. Deberemos trabajar siempre dentro de unos rangos de movimiento y carga que no nos produzcan dolor.

Estos ejercicios deberán personalizarse por el profesional que lleve la rehabilitación del paciente, para ajustarlo a su situación particular.

 

Ejercicios de rehabilitación primeras dos semanas:

Como metodología genérica, buscaremos durante las primeras dos semanas movilizar la articulación, evitar adherencias, evitar la atrofia muscular, y disminuir el dolor y la inflamación. Para ello podremos realizar los siguientes ejercicios:

  • Isométricos de glúteo mayor
  • Rotaciones de poca amplitud (tumbado en la cama boca a arriba, rotamos el pie hacia fuera y hacia dentro).
  • Isométricos de cuádriceps
  • Bicicleta estática a más de 90 grados para no forzar la flexión de cadera

 

Ejercicios para semanas 3 y 4:

Buscamos aumentar la flexión más de 90 grados, y una tonificación mayor del cuádriceps, glúteo mayor, aductores y glúteo medio. Además iremos aumentando la carga progresivamente, con las muletas, sobre la extremidad operada.  No hacer movimientos bruscos.

  • Puente: tumbados boca arriba elevamos la pelvis
  • Ejercicio de aductores: tumbados boca arriba con piernas flexionadas, ponemos una pelota entre las rodillas y apretamos muy suavemente durante unos segundos.
  • Abducciones de pie: Nos ponemos de pie sobre la pierna no operada, y elevamos la pierna contraria, estirada, lateralmente.

 

Ejercicios a partir del primer mes:

Durante este periodo el objetivo es continuar con la tonificación de los músculos que ya estábamos trabajando, y además de los isquiotibiales y psoas. Siempre trabajaremos sin hacer palancas. En función del dolor, podremos comenzar a caminar sin muletas durante algunos periodos. Realizaremos ejercicios de tipo propioceptivo, e iniciaremos los estiramientos.

  • Elevaciones laterales de la pierna operada: realizamos este ejercicio solo si no hay dolor, y la amplitud del movimiento deberá ser solo hasta la horizontal. Mantendremos 5 segundos, y descansaremos.
  • Puente con una pierna: En este ejercicio, en la medida que no nos moleste la lesión, elevaremos la cadera, y apoyándonos en la pierna operada, elevaremos y estiraremos la pierna no operada.
  • En cuadripedia, elevaremos la pierna hasta la horizontal y aguantaremos 5 segundos. A medida que vayamos teniendo mayor control sobre el ejercicio, podremos elevar también el brazo contrario.
  • Trabajo de abductores: tumbados boca arriba, con las rodillas dobladas, y usando una goma que nos rodeará los muslos, haremos fuerza suavemente y de manera controlada hacia afuera.
  • Ejercicio de movilidad: sentado en una silla, flexionaremos nuestros cuerpo hacia el pie para aumentar la flexión de forma pasiva.
  • Estiramientos: realizaremos ejercicios de estiramientos del cuádriceps, psoas, isquiotibiales, piramidal, y aductores.

 

Diferentes estiramientos de los músculos que rodean la articulación de la cadera

 

 

VÍDEO DE LOS EJERCICIOS PARA EL PINZAMIENTO O CHOQUE FEMOROACETABULAR